Estados Unidos 860 Timbre 3 - San Telmo       Wathsapp 115-338-9700

CLARIFICACIÓN N°4   24/03/18

de dudas personales.
 

Pregunta: ¿Qué ayuda cuando uno siente que se encuentra trabado en el camino de intentar expresar, que se le agotaron posibilidades, que se aburre de sí mismo?

Nos encontramos para ampliar nuestra percepción. Es un trabajo que definimos como “Exteriorización”.

El fin no es la exteriorización, es el medio, el camino para llegar a “Expresar”.

Nos entrenamos:

  1. Con voluntad desarrollando destrezas físicas para tener cuerpos plásticos que nos permitan responder a las variaciones rítmicas de las músicas.

  2. Para ser plásticos emocionalmente, transitando muchos estados anímicos en una clase.

  3. Conjugando las destrezas físicas y emocionales aspiramos a ser plásticos mentalmente, y así poder acceder a los universos mentales de los distintos compositores

Las “comprobaciones” que cada uno logra tienen un orden natural de aparición. Primero se produce una posibilidad nueva de movimiento en el plano físico, luego se habita un espacio nuevo en nuestro torso para internalizar una nueva emocionalidad, y al fin es posible acceder a la motivación que tuvo el compositor para escribir una música.

Al lograr un grado mayor de percepción de una música en los tres niveles se debe SOLTAR el logro, volver a una búsqueda en el nivel físico, para así ir elevando nuestra conciencia poco a poco…

Si nos vemos trabados en este proceso, en general se trata de una dificultad para soltar alguna COMPROBACIÓN que hemos obtenido con esfuerzo y dedicación.

Lo que más nos traba en el proceso de EVOLUCIÓN es quedar “festejando los logros”, quedar atrapados en el APEGO a los LOGROS”.

A veces podemos quedarnos festejando un logro por mucho tiempo, y retardar la posibilidad de asumir un nuevo trabajo y por lo tanto la llegada de nuevas comprobaciones.

El trabajo con otros que buscan sumados a una misma propuesta, hace posible descubrimientos que de otra manera serían imposibles de lograr.

El compromiso con las propuestas depende de la preparación que cada uno traiga antes de llegar al grupo. El compromiso está planteado de adentro hacia afuera, que cada uno fije sus propias RAZONES para ESTAR presente en la experiencia del grupo.

Estas razones se construyen y se van afianzando a medida que uno estudia, que se nutre de propuestas de trabajo con presencia en las Clarificaciones. Este trabajo de “Marcaciones” ayuda a los integrantes a tener importantes herramientas prácticas en las clases para lograr un proceso de “Conocimiento de sí mismo” mucho más fértil.

Ser un “Buscador” requiere de una actitud de ACECHO, estar atento a las posibilidades que se despliegan a nuestro alrededor.

Esta actitud se asocia primeramente a la posición que adoptan los felinos frente a su presa. En la postura occidental está bien visto vivir identificado con un nombre y apellido, con una sola forma de ser que no merece ser cuestionada: “Soy así”

Los “Yoes identificados” buscan sobresalir unos por sobre otros.

Cada uno intenta ser “más alto que el de al lado”.

Las rodillas en los occidentales tienden a estar “Trabadas”, sería arqueadas hacia atrás…

Si flexionamos ligeramente las rodillas descubrimos inmediatamente una nueva actitud frente a la vida.

Estar parados con flexibilidad en la articulación de las rodillas nos genera una actitud más receptiva, una mayor capacidad de adaptación.

La posición de un felino en acecho sorprende tanto por la concentración física de su cuerpo como su concentración mental en la presa.

 “Estar despierto” se vincula con una actitud corporal receptiva y con reflejos disponibles.

 

EJERCICIO

Se dividen en dos grupos. Con música de Cirque du Soleil

  1. Intentan transitar las alturas intermedias, ayudados por tener las rodillas flexionadas.

  2. Tratan de no acelerarse, y dejarse ascender y descender en un movimiento continuo inspirados en la emoción intensa del track.

  3. Descubren que en el esfuerzo de “estar al acecho” de la música pueden encontrar momentos de distención, que son tan importantes como los de acción (tensión), logrando así mucho menor esfuerzo en el camino “hacia poder expresar”.

  4. Buscan abrir las manos al expandir, llegando a soltar la energía que fueron a buscar al descender.

  5. Toman de los demás cuando sienten estar limitados en el ejercicio.

 

Descubrieron gracias a ascender y descender flexionando las rodillas cómo es posible estar más cerca del “universo de la música”, adaptándose con atención y esfuerzo para lograrlo.

                                                                                                                        Emilio