Practicamos la danza libre y juegos de personajes interpretando músicas de distintos géneros. Encontramos nuevos puntos de apoyo, abrimos nuestro campo energético e improvisamos coreografías de manera natural y espontánea.

Es nuestra práctica central, donde se conjugan todas nuestras prácticas.

Las músicas del archivo de la humanidad son nuestro pasaporte para experiencias transpersonales

.